“FORMAR COMUNICADORES PARA RELEVAR LO QUE NOSOTROS SOMOS”

A_taller de comunicacion mapuche 3

El 29 y 30 de septiembre se desarrolló en las dependencias del hogar estudiantil mapuche Welliwen las segundas jornadas del taller de comunicación mapuche. En la oportunidad se compartieron más profundamente las características que definen la comunicación mapuche y ciertas nociones básicas para que los participantes vayan desarrollando mensajes radiales. El sábado 30 de septiembre se salió a terreno, visitando a la comunidad Michillanca y la comunidad Comunidad In che tañi Mapu ambas del sector Los Molinos.

Este taller es financiado por el Programa de Fomento y Difusión de las Artes y las Culturas de los Pueblos Indígenas del CNCA. La iniciativa surgió como resultado de las líneas priorizadas por la Mesa de Representantes de Organizaciones Mapuche que trabaja en conjunto con el  (CNCA) a través del Plan de Revitalización Cultural. El proyecto está siendo implementado por la Asociación Futakoyagtun Koz Koz Mapu en conjunto con ADKIMVN Cine y Comunicación Mapuche y Radio Wallon.

A_IMG_5375En la oportunidad Francisco Caquilpan, Director de la Radio Wallon relevó la importancia de formar comunicadores y comunicadoras “para relevar lo que nosotros somos”.

 

 

 

Gerardo Berrocal de ADKIMVN durante la capacitación planteó cómo la comunicación mapuche tiene que ver con cómo entendemos el territorio. En ese sentido, un medio de comunicación es mapuche no sólo porque quienes lo manejan sean de dicho pueblo, sino porque tenga una representatividad territorial, que sea participativa e involucre a las comunidades y territorios. Además debe ser una comunicación recíproca, pero no sólo como la entiende la cultura occidental que es un vínculo o interacción entre dos personas, sino que “para el mapuche tiene que ver también con otros seres que existen en un territorio”. Ese aspecto marca una diferencia con la comunicación comunitaria que hacen las organizaciones de base.

Para Berrocal el rol actual de los comunicadores mapuche es ayudar a que las comunidades en los territorios “digan lo que ellos y ellas quieren expresar”. Muchas veces ni siquiera es necesario basarse sólo en el formato pregunta/respuesta, pues hay que partir por escuchar lo que la persona tiene que decir. Para él, en muchas ocasiones algunas autoridades tienen claro un mensaje o consejo que quieren dar (Ngulamtun). En concordancia con la transcendencia de esas palabras, resulta central que la estructura que se le da al relato en la edición respete los significados planteados.

Otro aspecto medular para Berrocal es que “los productos comunicacionales refuercen la historia propia que es distinta a la oficial. Den a conocer su realidad desde su propia mirada, no desde los prejuicios”.

Justamente a propósito de lo anterior, la mirada muchas veces sesgada y negativa sobre lo mapuche, es que en la sesión se hizo un análisis crítico de cómo los medios de comunicación oficiales han ido creando un ambiente que  permiten la criminalización, instalando la figura del mapuche como terrorista. En ese sentido,  “se hace necesario hacer medios propios y no sólo ir respondiendo a cada acusación, sino que hacer que ciertas informaciones locales o comunitarias sean relevantes. Darnos a conocer como somos” afirmó Berrocal. Lidia Buitano Huenulef de la Unión es una de las participantes del taller y coincidió con ese punto de desarrollar una voz propia para levantar lo que ocurre en lo local “yo no puedo ir a su casa y decir cómo hay que barrer tu ruka”.

A_IMG_5373

Para esta mirada la revitalización del mapuzungun es medular, junto con hacer registros de distintos aspectos culturales “el desafío es registrar para poder proyectar” señala Berrocal.

Alfredo Seguel, del Colectivo informativo Mapuexpress es otro de los monitores del taller y en su intervención motivó a los y las participantes a la necesidad de que cada cual haga su aporte desde sus posibilidades para romper el cerco informativo “no es necesario un título profesional. Todos podemos contribuir a hacer comunicación”.

En un escenario en que para hacer comunicación se emplean diversas plataformas electrónicas y el uso de internet parece ser una oportunidad, pero también una amenaza, es que en la primera jornada de este módulo del taller se dio un taller de seguridad personal y digital a cargo de Sabina Alvarez de Mutirão Lab (Brasil).

En las jornadas también se efectuaron actividades prácticas como elaborar en grupos micro cápsulas radiales de un minuto de duración, así como visitas en terreno a dos comunidades de Los Molinos, en la zona costera de Valdivia.  Primero se conversó con Gabriel Michillanca en la ruka de la comunidad, quien compartió cómo ha sido su proceso desde que volvió a la tierra de su familia en 2004, luego de crecer en Santiago. “Nosotros somos de acá, acá está nuestro equilibrio” comentó.

Michillanca también describió como ha sido el proceso de recopilación de antecedentes históricos y jurídicos para fundamentar su reivindicación territorial. También se refirió a parte importante de los desafíos actuales del territorio costero como lo son: las salmoneras, ley lafkenche, minería, parque eólico Pililin, carretera de la costa y plan regulador.

Alrededor del fuego fluyó la conversación con la Comunidad In che tañi Mapu de los Molinos, específicamente con Nancy Huichicoy y su padre Juan Guillermo, quienes relataron parte de la historia familiar y territorial. Calculan que en la década del cuarenta llegaron los abuelos de Nancy desde Isla Huapi en el Lago Ranco en una época que los mapuches estaban siendo desplazados hacia los sectores costeros y era más necesario que nunca el apoyo mutuo. En la conversación varias veces se hizo mención a la necesidad de reconstruir las diversas historias de los territorios. “Como mapuches tenemos que saber de donde venimos” planteó Nancy.

Se aprovecharon ambas salidas a terreno para que los participantes del taller efectuaran algunos registros sonoros. Héctor Raúl Triviño Millahual  werken del territorio  de La Unión y de la lonko Donalda Naipayan Cheuque es uno de los participantes de la experiencia formativa y valora tanto los aspectos que se compartieron en sala como aquellos que se experimentaron en terreno “es importante porque uno sale a conocer directamente en las propias comunidades con los propios dirigentes las problemáticas. Nos damos cuentan que se tienen los mismos problemas: agua, luz, forestales, hidroeléctricas, todos problemas que son muy complicados para las comunidades”. En ese sentido, al tener mayor formación en comunicación se fortalece un rol que ya venía asumiendo a nivel comunitario “nosotros como difusión mapuche debemos entregar esta información a las bases, transmitir y hacer llegar a los distintos medios de comunicación esta molestia al Estado de Chile”.

El próximo módulo de este proceso en comunicación mapuche se realizará en la Unión el  20 y 21 de octubre. Para mayores informaciones o consultas contactarse al correo electrónico: trafkintuwe@gmail.com

You may also like...